La UC3M en Formula Student Spain 2016

Formula Student Spain 2016

La Universidad Carlos III de Madrid ha sido la única universidad debutante en esta edición que ha completado todas las pruebas estáticas

La VII edición de la Formula Student Spain, celebrada el pasado 27 de agosto en el circuito de Montmeló, concluyó con un excelente resultado para el equipo Mercedes-Benz Madrid Fórmula UC3M.  El equipo logró situarse como la única universidad debutante en esta edición que completa todas las pruebas estáticas, un resultado que supone un hito también para la edición de este año de la Formula Student Spain, ya que ningún otro equipo lo había conseguido antes.

Este año participaron 70 equipos de jóvenes ingenieros procedentes de las mejores universidades de 14 países (Alemania, Suiza, Israel, Rumania, República Checa, Italia, Francia, Bélgica, Holanda, Estonia, Polonia, Reino Unido, Austria y España) que presentaron sus monoplazas eléctricos y de combustión ante 250 jueces. La cifra de participantes fue de 1.750 estudiantes.

“Pasar todas las verificaciones para poder tener un coche en pista es muy complicado y nosotros lo hemos conseguido.  Este año ningún equipo nuevo ha sido capaz de pasar las verificaciones técnicas. Hemos sido los únicos en términos absolutos, teniendo en cuenta tanto la categoría eléctrica como la de combustión interna que es en la que competíamos”, explica Daniel García-Pozuelo, profesor del departamento de Ingeniería Mecánica de la UC3M y asesor académico del equipo.

En la Formula Student no se valora al coche que más corre, sino al equipo que mejor aplica la ingeniería.  Cada una de las pruebas de la Formula Student es independiente del resto, pero todas están vinculadas por unas normas generales. Tienen en común que constan de dos partes: la competición estática y la competición dinámica. Durante la prueba estática, el coche no se mueve y lo que valora el jurado es el “Business Plan” (el plan de negocio, como si se tratara de una empresa que quiere vender su coche), el Cost report” (donde se valora el precio de las piezas que forman el vehículo) y el Design” (donde cada equipo justifica el diseño del coche con cálculos y simulaciones). En la parte dinámica se debe demostrar el comportamiento del coche en pista, en cinco secciones distintas: la aceleración (en la que el monoplaza debe recorrer una recta de 75 metros), el “Skidpad” (que es un circuito en forma de ocho), el “Autocross” (en el que se valora la vuelta rápida), el Endurance” (una prueba de resistencia en la que se recorren 22 kilómetros) y el Efficiency” (que mide la eficacia del vehículo durante la prueba de resistencia).

En esta edición se han  presentado 39  vehículos en la categoría de combustión interna y 31 en vehículos eléctricos que deben ajustarse a un presupuesto de  21.000 euros. García-Pozuelo explica que el monoplaza diseñado por la UC3M es “un coche muy robusto, muy seguro, con un chasis tubular y  un paquete aerodinámico a un buen nivel que le da un aspecto estético muy atractivo. Entre los elementos  innovadores a nivel tecnológico y de investigación que aportamos son los sensores en los alerones para medir deformación”.

La competición no sólo plantea el diseño y fabricación de un vehículo, sino que también evalúa un plan de empresa. De ahí que el proyecto tenga una vertiente multidisciplinar en el que caben no sólo estudiantes de Ingeniería, sino de otras áreas como del Periodismo, Economía o Marketing. Este proyecto es muy interesante para la universidad porque necesita el concurso de estudiantes de muy diversidad especialidades”, afirma el profesor García-Pozuelo.

Formula Student Spain 2016
El coche de la UC3M en pista.

Puesta en marcha en la década de los 80 en  Estados Unidos con la voluntad de promover la innovación y el I+D, la Formula Student se ha convertido en uno de los grandes acontecimientos internacionales del motor en el ámbito universitario. Cada año participan estudiantes de todo el mundo que compiten en alguna de las múltiples pruebas que se celebran en Europa, Estados Unidos, Japón y Australia. La iniciativa está impulsada por la Sociedad de Ingenieros de Automoción de cada país (la Society of Automotive Engineers, SAE) que, a la vez, forman conjuntamente la Fédération Internationale des Sociétés d’Ingénieurs des Techniques de l’Automobile (FISITA).