Crowdfunding UC3M
Investigación

La UC3M ha puesto en marcha dos nuevos proyectos a través de la II convocatoria de su Programa de microfinanciación colectiva CROWD-UC3M 2016-2017. Estos proyectos pertenecen uno al área de las Ciencias Sociales: “Reparación de las víctimas de violencia sexual”, y el otro al ámbito tecnológico: “#Ayuda Tus Sentidos: Pulsera para mejorar la vida de personas con dificultad auditiva”.

Ambas iniciativas, que han utilizado la plataforma de crowdfunding “Precipita” para conseguir financiación, tienen en común el hecho de proponer innovaciones en el ámbito social que redundarán en beneficio de toda la sociedad.

Para los equipos que trabajan en estos proyectos supone todo un reto llevar a cabo sus propuestas ya que, además de su faceta de investigadores, deben poner en práctica sus dotes de comunicación y marketing, tanto para intentar conseguir la financiación necesaria como para “vender” su proyecto.

El objetivo del programa Crowd-UC3M es identificar proyectos de investigación, transferencia, innovación y cooperación que tengan un alto potencial de impacto en el avance de la sociedad, en los diversos ámbitos de actividad de la Universidad.

La Universidad apostó por el crowdfunding cuando en 2014 convocó a toda la comunidad universitaria, antiguos alumnos incluidos, a presentar proyectos que fueran financiados a través de aportaciones colectivas.

Hemos entrevistado a los dos investigadores principales de ambos proyectos.

HELENA SOLETO
Investigadora principal del proyecto: “Reparación a las víctimas de violencia sexual”.
Profesora de Derecho Procesal en el departamento de Derecho Penal, Procesal e Historia del Derecho de la UC3M.

Helena Sotelo y su equipo
Helena Sotelo (segunda por la der.) y su equipo.

¿Cómo surgió este proyecto y qué tiene de novedoso?

El proyecto surge de una investigación previa en los juzgados penales de Madrid, para medir cuántos condenados indemnizaban a sus víctimas;  los resultados fueron tan escalofriantes que decidimos intentar producir un impacto en el sistema de justicia a través de este proyecto.

Los datos principales son que cada 8 horas en España se comete un delito de agresión sexual, aunque la mayoría de ellos no acaban en los tribunales, por distintas causas.

En el caso de los delitos enjuiciados, a pesar de dictarse una sentencia por los tribunales condenando al agresor y obligándolo a pagar una indemnización de aproximadamente 13.000€ de media, en la práctica las víctimas no son indemnizadas: la tercera parte de las víctimas no percibe ninguna cantidad y la mitad recibe en la práctica menos de 166€. Por otra parte, las compensaciones directas por parte del Estado alcanzan a menos del 0,5% de las víctimas.

Lo novedoso de este proyecto se observa en lo relativo a la forma participativa de origen, lanzamiento y desarrollo del mismo.

En primer lugar,  los datos de partida son parcialmente resultado de un trabajo de grupo de varios años realizado entre profesoras de Derecho Procesal y Estadística en el marco de una investigación de campo en Trabajo de Fin de Grado de Derecho y ADE, a través de la cual estudiantes de los campus de Getafe y Colmenarejo han participado en un proyecto de medición de eficacia de la indemnización de pago a las víctimas en todos los juzgados penales de Madrid y Audiencia Provincial de Madrid.

En segundo lugar, es novedosa la forma de lanzamiento del proyecto, a través de la plataforma de microfinanciación colectiva “Precipita” de la FECYT, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (MINECO).

Se ha conseguido que más de 2.000 personas, a través de microdonaciones y donaciones, hayan apoyado el proyecto, lo que supone una interesante socialización de la actividad investigadora.

En tercer lugar, participan en el proyecto estudiantes de grado, posgrado y profesores de distintas áreas de la Universidad, en concreto, Derecho Procesal y Estadística. El cartel fue diseñado por una alumna, ganadora del concurso de carteles de la Unidad de Igualdad de la UC3M, que también es miembro del equipo.

¿Cuál es su aplicación práctica y a quién va dirigido?

El objetivo es descubrir las claves de la ineficacia de la indemnización a las víctimas, tanto en el ámbito judicial como por parte del Estado.

Pretendemos comunicar los resultados en distintos foros y dirigirnos al Poder Ejecutivo y al Legislativo para solicitar las reformas legislativas y cambios en las políticas públicas que permitan la efectiva reparación a las víctimas. El objetivo principal es conseguir la mejora de la situación de las víctimas de violencia sexual, principalmente mujeres, niñas y niños, desde el momento más temprano posible.

RAMÓN BARBER
Investigador principal del proyecto: # Ayuda Tus Sentidos. Pulsera para mejorar la vida de Personas con dificultad auditiva.
Investigador del departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la UC3M.

Ramón Barber y equipo
Ramón Barber (tercero por la izq.) y su equipo.

¿Cómo surgió este proyecto y qué tiene de novedoso?

El proyecto surgió como combinación de varias cosas, una propuesta atractiva desde el Parque Científico de la UC3M donde se fomenta el uso de nuevos medios para lanzar proyectos como es la microfinaciación o crowdfunding, un intento de buscar aplicaciones sociales de las tecnologías robóticas con las que investigamos cada día, y un problema real que motivaba a una de las componentes del grupo, con un familiar con dificultades auditivas. Esta combinación es la que nos hizo meternos en la aventura de iniciar el proyecto “Ayuda a tus sentidos”.

¿Cuál es su aplicación práctica y a quién va dirigido?

La aplicación práctica es ayudar a las personas con discapacidad, fundamentalmente auditiva, y a personas mayores en sus tareas cotidianas dentro del hogar. En el proyecto se propone una primera pulsera que vibre en la muñeca y te avise de cosas que ocurren en tu casa como que está sonando el teléfono, ha terminado el microondas, etc., de una manera que solo las perciba el usuario y no incomoden a las personas que están en su entorno. Se trata de que, a diferencia de las soluciones existentes en el mercado, el resultado sea un dispositivo de bajo coste y muy fácil uso que evite las barreras de tener que conocer tecnologías.

Este proyecto se lleva a cabo en el departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática; los investigadores que trabajan en él ¿a qué disciplinas pertenecen?, ¿el proyecto involucra a más áreas de la Universidad? 

El proyecto se realiza dentro del Grupo de Investigación RoboticsLab, del departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática. Los investigadores que trabajan en él se dedican fundamentalmente a la robótica, en concreto a la navegación, percepción del entorno y control de robots, principalmente en entornos de interiores y en aplicaciones de robótica de servicios. Aunque en este proyecto también contamos con la colaboración de un licenciado en Ciencias Ambientales y un técnico de laboratorio que nos han ayudado a encontrar soluciones.

En el proyecto se ha involucrad0,  dándonos soporte, el equipo del Parque Científico durante su creación y, actualmente, en su desarrollo, el Centro de Innovación Tecnológica para la Discapacidad y Dependencia y el CESYA (Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción). Creo que es un proyecto que aúna interés social e interés en investigación, lo que lo hace atractivo para  las diversas áreas de la Universidad. Con las que podemos, ya estamos colaborando.

 

Antonio Rodríguez de las Heras
Institucional

Antonio Rodríguez de las Heras es catedrático de Historia Contemporánea y director del Instituto de Cultura y Tecnología de la UC3M. Ha sido nombrado recientemente doctor honoris causa por la Universidad de Extremadura (Uex).  Su trabajo se centra en los efectos socio-culturales de la innovación tecnológica.

Tu ámbito de estudio se centra en las humanidades digitales, ¿qué son y cómo ha ido evolucionando este concepto en los últimos años?

Una oportunidad para detener la divergencia creciente entre ciencia y tecnología por un lado y las humanidades por otro. Una oportunidad para que las humanidades encuentren su lugar en una sociedad conformada por la ciencia y la tecnología. Un reto para que esas líneas no solo dejen de ser divergentes, y vayan paralelas, sino que se trencen.

La tecnología vuelve obsoleto inmediatamente todo lo que toca, ¿cómo preservar la consistencia y la identidad en el ámbito humanístico, sin caer víctimas de las modas? ¿Es una cuestión de gadgets o de concepto?

Como te decía, es una oportunidad, pero que hay que evitar que se degrade por el oportunismo; por el oportunismo de la moda académica. «Digital» no es una pegatina que se aplica sobre lo de siempre. Ni la tecnología es solo cosa de artefactos; ni las humanidades digitales se reducen a la incorporación de algunos de ellos para seguir haciendo lo mismo.

¿Cuáles son las transformaciones más significativas que la tecnología ha provocado en los ámbitos de la cultura y la educación?

La ciencia y la tecnología han transformado tan rápida e intensamente el mundo —y es solo el comienzo— que ha desquiciado la cultura establecida; y con sus valores y visiones resulta imposible hacernos con el mundo que hemos creado. De ahí el creciente malestar y la confusión que da el sentir que no controlamos la situación. La revolución de este siglo XXI será la cultural, por encima de los profundos cambios económicos, políticos y sociales, porque es cuestión de supervivencia. Y en cuanto a la educación, el sueño del «aula sin muros» se hace más realizable y sugerente, más transformador, que cuando la intuyó McLuhan.

¿Cuáles son los retos que la tecnología digital plantea a las instituciones educativas?

Si el reto fuera el de amueblar con tecnología los espacios educativos, la tarea no sería muy difícil. Pero es que la tecnología no es utillaje, sino afectación. Afecta, como ya lo estamos comprobando, a las personas, desde sus habilidades a —y eso es lo más importante— su mentalidad. Así que el reto educativo es estar preparados para recibir no artefactos cada vez más sofisticados, sino personas cada vez más afectadas por el mundo tecnocientífico en que viven.

¿Está la ciudadanía más informada en la actualidad o simplemente consume más datos?

El hambre ha sido compañera de viaje del ser humano. Pero desde hace muy poco tiempo hemos pasado bruscamente, en las regiones privilegiadas del planeta, de la carencia crónica al exceso. De igual modo, la información ha sido alimento muy escaso para el cerebro, que la necesita más que las proteínas para desarrollar sus potencialidades. Hemos vivido confinados en el valle de la cotidianidad. Y de repente, con igual brusquedad, sin solución de continuidad, hemos saltado de buscar con esfuerzo la información escasa a estar permanentemente traspasados por la información. Estos dos fenómenos han sucedido casi de modo simultáneo, y el exceso es ahora el problema. Así que hoy el desafío está en metabolizar la información; y para ello no está aún bien centrada la educación, acostumbrada a compensar en sus aulas la carencia de información que había fuera.

¿Qué significa ser humanista hoy?

Ser transdisciplinar. La complejidad de este mundo, a diferencia, de la complicación, ni se puede trocear ni abarcar, solo recorrer, como un territorio ilimitado.