José Sacristán: del arte como compromiso

José Sacristán es un exponente privilegiado de la memoria cultural de nuestro país, de los radicales cambios políticos y culturales consumados en muy pocas décadas. Cine, televisión, teatro y compromiso social y político marcan su trayectoria como hombre público. Actuar está para él cercano al juego y a las experiencias de la infancia. Un juego serio, sin embargo, cuyas reglas hay que respetar. Con la misma mirada inquieta, aguzada por los años, José Sacristán compartió su visión sobre el cine, el teatro y la televisión, pero también sobre los cambios que ha experimentado la sociedad española en las últimas décadas y la situación política actual en un encuentro moderado por la Vicerrectora de Comunicación y Cultura de la UC3M, Pilar Carrera, y celebrado en el Círculo de Bellas Artes con motivo del 30 aniversario de la UC3M. Finalizado el evento, nos concedió esta entrevista.

José Sacristán nació en Chinchón (Madrid) en 1937. Procede de una familia humilde. Su padre, agricultor republicano, fue condenado a pena de cárcel tras la Guerra Civil, lo que obligó al actor a trabajar desde muy joven. Su primera actuación en el teatro profesional fue en 1960, y su debut cinematográfico vino de la mano del productor Pedro Masó, en “La familia y uno más” de 1965. Desde entonces no ha cesado de actuar en cine, teatro y televisión. “Señora de rojo sobre fondo gris”; “Vente a Alemania, Pepe”; “La colmena”; “La vaquilla”; “El viaje a ninguna parte”; “Yo soy Don Quijote de la Mancha”; “Un hombre llamado Flor de Otoño”…; por estos y decenas de títulos más transcurre la historia de nuestro país en los últimos 60 años.

Foto de portada © Nerea Berdonces