Eva González: Derecho contra la discriminación

Eva González (Cáceres, 1973) es una abogada laboralista, graduada en Derecho por la Universidad de Utrecht. Desde el año 2001 desarrolla su trabajo como abogada en los Países Bajos.

Ha saltado a la esfera pública por destapar uno de los mayores escándalos a nivel político y administrativo de la década de gobierno de Mark Rutte (primer ministro de los Países Bajos).

En el año 2014, su marido dirigía una agencia de cuidados y le habló de los problemas que tenía su clientela a la hora de recibir ayudas estatales para la contratación de personas que les ayudaran con el cuidado de sus hijos. Ese mismo año, la agencia tributaria negó a 26.000 personas la percepción de subvenciones y exigió la devolución con carácter retroactivo de los importes recibidos en los años anteriores. Esto llevó a muchas de estas familias a perder su casa y su trabajo. La mayoría de las personas afectadas eran de origen turco y marroquí.

Cuando González percibió que la administración bloqueaba las alegaciones, llevó este caso a los tribunales. En el año 2018 el caso se hizo público y el ministro de Hacienda de entonces, Menno Snel, se vio obligado a dimitir. La perseverancia de González para esclarecer la discriminación que ejercía la administración de Países Bajos contra los derechos fiscales de las personas inmigrantes, hizo dimitir en bloque al gobierno de Mark Rutte dos meses antes de las elecciones generales, a mediados de enero de 2021. En esta entrevista, realizada con motivo de su participación en el encuentro “El ejercicio de la abogacía y la fuerza de la ley”, organizado por el Departamento de Derecho Privado, que tuvo lugar el 6 de abril entre profesorado y estudiantes de Derecho de la UC3M, González nos habla del caso y de su trabajo.

¿Cómo concibes el trabajo de abogada?

Poder trabajar como abogado es una pasión para mí. Identificar un problema, investigar de dónde viene, tratar de encontrar una solución y realmente encontrar esa solución es fantástico. Me satisface encontrar la solución haciendo conexiones y encontrando pistas.

¿Cuáles son los principales problemas que encuentras?

El contragolpe, si no es justo o correcto, como sucedió, por ejemplo, con el caso del Departamento de Impuestos que estoy llevando. Es muy fuerte constatar que hay un gobierno que retiene documentos a jueces, miente en juzgados y hace todo lo posible por ocultar a la ciudadanía lo que hace. Y, a pesar de todo, les sigue perjudicando, aún sabiendo que ha hecho mal.

¿Influye el hecho de ser mujer en tu actividad profesional?

No

¿Cómo se desencadenó el caso Mark Rutte?

Rutte empezó a estar involucrado en el caso en enero de 2020. Antes estaba a un nivel más bajo, en el Ministerio de Finanzas. Desde esta fecha, Rutte, poco a poco, tuvo que rendir cuentas como primer ministro y ya no pudo mantenerse en su puesto.

¿Sufriste algún tipo de presión?

No hay más presión que la que los abogados están acostumbrados a soportar cada día. Tienes que mantenerte firme y exponer tu caso.

¿Qué papel juegan los medios de comunicación en casos como este?

Los medios de comunicación tienen uno de los papeles más importantes. Gracias a los medios de comunicación y al periodismo de investigación este caso ha llegado a donde está hoy.

¿Cómo está la situación en la actualidad?

La situación actual es dramática. El gobierno sigue haciendo todo lo posible para no resolver las cosas. Todavía nos queda un largo camino por recorrer

Como hija de emigrantes, ¿eres especialmente sensible a este tipo de discriminación?

No necesariamente. Soy sensible a todo lo que va en contra de la ley, como la discriminación.

¿Qué consejo le darías a los futuros juristas?

Durante tus primeros años como abogado, y también durante tus estudios, siéntate con el tribunal alguna vez por semana. Escucha las audiencias y observa cómo funcionan los procedimientos. Yo intento siempre estudiar los casos con amplitud y considerar si otros organismos, además del tribunal, pueden intervenir en el caso. Eso te puede dar apoyo. A veces es necesario apoyarse en los medios de comunicación y en el parlamento para que se ponga sobre la mesa la importancia de un suceso.