UC3M TEAM: Medalla al esfuerzo

319 estudiantes de la UC3M han participado en la competición externa universitaria consiguiendo 21 medallas en los Campeonatos Universitarios de Madrid en deportes a nivel individual y cuatro medallas en deportes de equipo. Además, en los Campeonatos de España Universitarios nuestros estudiantes se alzaron con dos medallas.

La universidad creó en 2011 el programa UC3M TEAM en el que se agrupan las diferentes selecciones deportivas de la universidad y dispone de un programa de apoyo para deportistas de alto nivel y alto rendimiento gracias al cual estos estudiantes pueden hacer compatible su actividad académica con la deportiva. El programa de tutores académicos facilita la adaptación del calendario académico a la planificación deportiva anual del estudiante y garantiza, además, una tutorización personal por parte de un docente.

Entrevistamos a los medallistas Clara Sánchez-Calero, medalla de bronce en 50 metros mariposa en el Campeonato Universitario de Madrid de Natación; Raúl Sarrió, medalla de bronce en el Campeonato Universitario de Esgrima y Pavlo Kosarevych y Filippo Cichocki, estos últimos ganadores de la medalla de oro del Circuito Universitario de Vóley-Playa de Madrid, quienes nos hablaron de su experiencia como deportistas de competición, de lo que supone compaginar deporte y estudios y de cómo la disciplina deportiva les ayuda en otros ámbitos de su vida.

 

CLARA SÁNCHEZ-CALERO

Medalla de bronce en natación en 50 metros mariposa en el Campeonato de Madrid Universitario de Natación.
Ha finalizado el primer curso del grado de Estudios Internacionales en la UC3M.

“Alcanzar tus metas y conseguir tus sueños no tiene precio ni se puede comprimir en una medalla. Batir tus propios tiempos, tras duros meses de entrenamiento, ya es ganar”

Clara Sánchez-Calero
Clara Sánchez-Calero.

¿Cómo y por qué comenzaste a practicar natación?

A los tres años lloraba agarrada a los brazos de mi madre cuando pretendía que aprendiera a nadar. Años después me invitaron a entrar en el club de competición y descubrí que ponerme a prueba, ganar trofeos y la emoción que todo ello despertaba en mí, convertiría la natación en algo más que un deporte. Desde entonces y hasta ahora, el agua forma una parte fundamental de mi vida.

Tras tu experiencia en el Campeonato de Madrid Universitario de Natación, ¿mejorarías o cambiarías algún aspecto de la competición a nivel autonómico?

Entreno y compito en la Federación Madrileña de Natación desde que soy pequeña. Valoro mucho el apoyo autonómico a este deporte, aunque hasta este año no había participado en ninguna competición universitaria. Considero que es una gran oportunidad para compartir experiencias con otros nadadores o ex-nadadores, personas procedentes de todas las comunidades que convergen en Madrid para realizar sus estudios de grado. En su caso, mejoraría la organización de dichas competiciones y fomentaría la cohesión entre los deportistas que representamos a las universidades madrileñas.

¿Qué elegirías récord o medalla?

Récord. Ya que una de las cosas que el deporte te enseña es el valor de la superación. Alcanzar tus metas y conseguir tus sueños no tiene precio ni se puede comprimir en una medalla. No obstante, batir tus propios tiempos tras duros meses de entrenamiento, ya es ganar. Especialmente en un deporte tan duro y bastante poco premiado como la natación, las mejores recompensas al esfuerzo las damos forma nosotros mismos; a veces no es necesario ni récord ni medalla.

¿Cómo valoras el apoyo de la universidad para compatibilizar tus estudios y tu carrera deportiva?

Compaginar deporte y estudios es algo que tuve que aprender con los años, especialmente en estos últimos, cuando las notas de bachillerato determinaban entrar o no en la carrera de tus sueños. Muchas personas se sorprenden cuando hablo de las horas diarias que dedico al deporte y que “me limitan” el tiempo de estudio. Todo es cuestión de organización y pasión por lo que haces cada día.

La universidad, pese a que inicialmente pensé que haría más difícil encontrar tiempo para “hacerlo todo”, realmente me ha dado facilidades . Fue una sorpresa que me dejaran nadar en la propia universidad antes de ir a clase, si algún día debía acortar mis entrenos por la tarde. También valoro mucho el apoyo económico y personal quer me ha brindado, y me encantó el reconocimiento del área de deportes y del vicerrectorado al finalizar el curso.

 

FILIPPO CICHOCKI

Filippo junto a Paulo Kosarevych se alzó con la medalla de oro del Circuito Universitario de Vóley-Playa de Madrid.
Ha cursado el último año de doctorado en Plasmas y Fusión Nuclear en el departamento de Ingeniería Aeroespacial de la UC3M.

El vóley-playa es un deporte muy completo y requiere máxima concentración en todas las facetas del juego, y una óptima compenetración con tu compañero de equipo”

Filippo Cichocki
Filippo Cichocki (izq.) y Paulo Kosarevych (der.).

¿Qué destacarías de la práctica del vóley-playa?

El vóley-playa es un deporte muy completo, desde un punto de vista mental y físico. Se requiere máxima concentración en todas las facetas del juego y una óptima compenetración con tu compañero de equipo. Llevarte bien con tu compañero es fundamental para poder disfrutar de este deporte  y, si posible, conseguir algún éxito. Desde un punto de vista físico, el vóley-playa requiere mucho esfuerzo ya que, por cada punto, ambos jugadores saltan 2 o 3 veces de media. Esto, considerando que cada set son 30-40 puntos y hay 2 o 3 set de media, significa que en cada partido se efectúan más de 200 saltos, y se trata de saltos a tope, para poder rematar lo más alto posible o para bloquear un ataque rival. Además, el vólei-playa requiere mucha coordinación en el ataque, la colocación, la defensa… y esa se mejora con mucho entrenamiento y mucha ilusión. Finalmente, destacaría el ambiente magnífico que se vive practicando el vóley-playa: playa, sol, mar y gente que quiere pasárselo muy bien.

¿Cómo definirías este deporte en tres palabras?

Lo definiría como un deporte técnico, atractivo y motivador.

¿Ha sido positiva tu participación en los campeonatos universitarios?

Sí. Estoy muy contento de haber participado este año en los campeonatos universitarios. Ganamos la fase de la Comunidad de Madrid, aunque luego no conseguimos un buen resultado en la fase nacional y nos habría gustado conseguir algo más. A pesar de ello, he podido conocer mucha gente realmente guay y lo único que lamento es haber descubierto estos campeonatos en mi último año de doctorado. Esto quiere decir que, desafortunadamente, ya no podré participar el año que viene.

¿Crees que le faltan medios o algún incentivo al deporte universitario en comparación con el deporte federado?

Por lo que respecta a las competiciones del Campeonato Universitario de Madrid han estado bastante bien organizadas y no son muy diferentes respecto a otras competiciones, organizadas a nivel federado. Sin embargo, en el ámbito del vólei- playa quizás falte un poco de publicidad para que más gente en la universidad se anime a participar. Éste es un deporte realmente muy bonito y, como solemos decir los “beachers”, no sólo es un deporte de verano, sino que se puede jugar todo el año.

 

PAVLO KOSAREVYCH

 Medalla de oro del Circuito Universitario de Vóley-Playa de Madrid junto a Filippo Cichocki y jugador de la selección de voleibol que obtuvo la medalla de oro en el Campeonato Universitario de Madrid.
Ha finalizado el cuarto curso del doble grado en Derecho y Administración de Empresas en la UC3M

“Mi compañero y yo somos dos enamorados del vóley-playa, así que no podíamos dejar a la UC3M en otro puesto que no fuese el primero”

¿Cómo se compagina deporte y estudios?, ¿es difícil organizarse?

En términos generales no es difícil planificar tu día a día para poder dedicar tiempo a las dos cosas. Es más, yo diría que es algo necesario. El deporte complementa los estudios. Las horas de los entrenamientos suponen para mí una desconexión total, me ayudan a despejar la cabeza. Los problemas suelen aparecer cuando algún partido coincide directamente con el horario lectivo.

¿Qué destacarías de tu participación en el Campeonato de Madrid Universitario?, ¿algún momento clave o recuerdo especial que tengas? 

Participé en dos campeonatos: voleibol y vóley- playa. Los dos son deportes de equipo, uno con mayor número de jugadores que otro, por lo que es difícil destacar la participación de un solo jugador. Quizás los chistes, soy el proveedor de chistes malos en el equipo. En el caso del vóley- playa, sí que podría destacar un partido, la final de la prueba de nuestra universidad que coincidió con la prueba final del circuito. Fue un partido bastante entretenido, muy igualado y con mucha tensión.

¿Cuáles son los valores que crees que han hecho que nuestra selección destaque sobre las demás en el Campeonato de Madrid? 

En cuanto a la competición indoor, yo creo que se trata de las ganas de jugar y del ambiente que hay entre los jugadores. Por un lado, siempre estamos ansiosos por jugar  un partido y cuando lo terminamos nos quedamos con ganas de más. Por otro lado, somos muy colegas. Si hablamos de vóley- playa, lo anterior está totalmente presente también, pero añadiría también el aguante y la constancia, ya que algunas veces nos ha tocado jugar con mal tiempo: lluvia, aire, frío… Mi compañero y yo somos dos enamorados del vóley-playa, así que no podíamos dejar a la UC3M en otro puesto que no fuese el primero.

¿Qué aporta un deporte de equipo como el voleibol en la formación de un estudiante?

Se me hace difícil contestar a la pregunta porque no sé que tendrán en sus cabezas el resto de jugadores. A mí personalmente me aporta tres cosas: me ha ayudado a no sacar conclusiones sobre un tema concreto antes de conocerlo a fondo. Se puede pensar que el voleibol es un deporte sencillo, pero es más complicado técnicamente de lo que parece a simple vista; en segundo lugar, me ha enseñado a trabajar con intensidad, a no relajarme. Muchas veces pierdes partidos, simplemente por darlos por ganados antes de tiempo; en tercer lugar, me ha impulsado a ser constante, porque el vóley es complicado. Muchas veces requiere pasar horas y horas trabajando sobre un mismo gesto. Al principio de practicarlo me resultaba difícil mantener la motivación durante todos los partidos, pero con el tiempo todo acaba saliendo.

 

RAÚL SARRIÓ

Medalla de bronce en el Campeonato de España Universitario de Esgrima, en la modalidad de espada. Este es el segundo año consecutivo que obtiene medalla de bronce en esta competición representando a la UC3M.
Ha finalizado sus estudios de doble grado en Derecho y Administración de Empresas en la UC3M.

“El deporte te enseña a trabajar con constancia para lograr un objetivo que, pese al esfuerzo, puede no cumplirse, en cuyo caso hay que sobreponerse y continuar trabajando para ello”

Raúl Sarrió
Raúl Sarrió.

La esgrima no es un deporte muy común, ¿por qué decidiste comenzar a practicarla?

Por pura casualidad. Tenía diez años cuando mi entrenador ofreció una exhibición de esgrima en mi colegio. Tuve la suerte de ser uno de los niños que eligió para coger una espada y tirar un asalto de prueba, hecho que me animó a apuntarme. Desde ese momento quedé entusiasmado por la esgrima, hasta tal punto que llevo catorce años practicándola.

¿Qué destacarías de tu participación en el Campeonato Universitario?

He de decir que iba con cierta presión por ser mi último año de universidad. Sin embargo, conseguí sobreponerme y me salió una competición fantástica, de modo que pude revalidar mi medalla de bronce del año pasado. Es cierto que un deportista siempre quiere más y me habría gustado que la medalla fuera de otro color, pero teniendo en cuenta la presencia en el campeonato de varios tiradores de primer nivel, la verdad es que es un gran resultado.

¿Qué características crees que te definen como tirador?

Creo que soy un tirador bastante completo en cuanto a técnica: tengo un amplio repertorio de acciones, buena puntería y una mano rápida para ir a la parada. Otro de mis puntos fuertes es que nunca me doy por vencido, por mucha ventaja que me lleve el rival en el marcador. No obstante, aún me quedan muchos aspectos en los que mejorar, así que trabajo todos los días para lograrlo.

¿Qué te ha aportado el ser deportista en tu formación como estudiante?

Considero que el deporte es una parte fundamental de nuestra formación como personas. Te enseña a trabajar con constancia para lograr un objetivo que, pese al esfuerzo, puede no cumplirse, en cuyo caso hay que sobreponerse y continuar trabajando para ello. Otra virtud que me ha aportado el deporte es la importancia del trabajo en equipo porque, aunque la esgrima es un deporte individual, resulta imprescindible contar con un equipo con el que trabajar a diario para mejorar. Todo ello resulta de suma utilidad en la vida del estudiante y me ha ayudado a superar mis estudios con éxito.